Tormenta Laura


Después de una mañana sin inundaciones o necesidad de rescate, el comisionado interino del Negociado de Manejo de Emergencias (NMEAD), Nino Correa, advirtió que los ciudadanos no pueden bajar la guardia porque la amenaza de la tormenta Laura no ha pasado.

Pese al movimiento del fenómeno hacia el este, Correa explicó que la agencia mantiene intactos los planes anunciados ayer, anticipando la cantidad de lluvia que podría producirse a partir de esta tarde.

“Aquí nadie puede bajar la guardia”, sostuvo Correa. “El llamado es el mismo y no lo vamos a cambiar. Hasta que no esté en el área oeste y no se organice un rabo, una banda que nos venga a afectar”.

Resaltó que, precisamente, eso fue lo que ocurrió con la tormenta Isaías el mes pasado.