El comisionado de la Policía Municipal de Loíza, Carlos Ribot Rivera, informó que este sábado y domingo aplicarán un operativo especial para hacer cumplir con la orden ejecutiva relacionada al control del acceso de público a las zonas playeras.

“Aun sabiendo que los comercios van a estar cerrados el domingo, nos estamos preparando para orientar a la ciudadanía sobre el cumplimiento pleno de la orden”, detalló.

El equipo de seguridad loiceño trabajará en coordinación con la Policía Estatal y diez policías auxiliares voluntarios de Trujillo Alto, gracias a la colaboración del municipio y su alcalde José Luis Cruz.

Ribot Rivera dijo que “la experiencia nos indica que cuando trabajamos de manera planificada, con tiempo y haciendo uso efectivo de los recursos que tenemos, logramos el éxito. Pero es crucial que la ciudadanía entienda que estamos ante una pandemia y que los distintos niveles del gobierno estamos trabajando para la protección de todos”.

El pasado lunes, la gobernadora Wanda Vázquez emitió medidas más restrictivas al disponer el cierre de negocios el domingo próximo y prohibir la venta de bebidas alcohólicas para ayudar a frenar el aumento de casos positivos y hospitalizaciones por Covid-19 en la isla.

El resto de la semana estará en vigor la actual regulación.

“Estamos enfrentando una realidad y particularmente este pasado fin de semana, muchas personas parece que olvidaron o ignoraron que aún enfrentamos la emergencia por la pandemia. Hay aumento de casos positivos a Covid-19, hospitalizaciones y fallecimientos. En Loíza no vamos a bajar la guardia y a todos los visitantes les requerimos cooperación”, declaró el jefe policial.